Skip Navigation

18 July 2014

Los Angeles Woman Becomes U.S. Citizen 62 Years After Arriving in America

Los Angeles immigration services officers often hear incredible stories from people getting ready to take the final step in their immigration journeys. San Fernando Supervisory Immigration Services Officer Nellie Caedo heard one such story while interviewing Helga Basses, an 83-year-old German woman.

When Helga was 20 years old, her grandmother bought her a one-way ticket to the United States to leave post-war Germany. On her way, stuck in the third-class compartment of a boat with strangers and not knowing what to expect, she celebrated her 21st birthday. Helga arrived through Ellis Island in one of the last groups to go through the facility before it closed in 1954.

San Fernando Valley field office director presenting Helga Basse her citizenship certificate.

San Fernando Valley field office director presenting Helga Basse her citizenship certificate.

Five kids, a move from Washington, D.C., to Los Angeles, and 62 years later, Helga joined more than 4,300 people at the Los Angeles Convention Center on July 11 to become a U.S. citizen during a naturalization ceremony. When asked what it was like to find out that she had passed the citizenship test, Helga said, “To be honest, I was extremely excited, but a little disappointing. I studied 100 civics questions and they only asked me seven. I want to show the officer that I knew all of the answers!”

Los Angeles news media interview Helga about her journey and special day.

Los Angeles news media interview Helga about her journey and special day.

San Fernando Field Officer Director Roland Lyons presented Helga with her citizenship certificate. Four generations of Helga’s family watched proudly. “If you are willing to sacrifice and work hard, anything is possible in this country,” Helga said.

Labels:

Mujer de Los Ángeles se convierte en ciudadana estadounidense 62 años después de haber llegado a Estados Unidos

Los funcionarios de inmigración en Los Ángeles usualmente escuchan historias increíbles acerca de personas que están a punto de dar el paso final en sus jornadas migratorias. Nellie Caedo, Oficial Supervisora de USCIS, escuchó una de esas historias mientras entrevistaba a Helga Basses, una alemana de 83 años de edad.

Cuando Helga tenía 20 años, su abuela le compró un boleto de ida a Estados Unidos para que dejara atrás la Alemania post guerra. En su viaje, atrapada en el compartimiento de tercera clase de un barco junto a desconocidos y sin saber qué esperar, celebró su cumpleaños número 21. Helga llegó al país a través de Ellis Island, en uno de los últimos grupos que arribaron desde la instalación antes de su cierre en 1954.

El director de la Oficina Local de USCIS en San Fernando Valley, Roland Lyons, le entrega a Helga Basses su Certificado de Ciudanía.


El director de la Oficina Local de USCIS en San Fernando Valley, Roland Lyons, le entrega a Helga Basses su Certificado de Ciudanía. 

Cinco hijos, una mudanza de Washington, D.C. a Los Ángeles, y 62 años más tarde, Helga se unió el pasado 11 de julio a más de 4,300 personas para convertirse en ciudadana de EE.UU. durante una ceremonia de naturalización en el Centro de Convenciones de Los Ángeles. Cuando se le preguntó cómo se sentía al conocer que había pasado la prueba de la ciudadanía, Helga dijo: "Para ser honesta, estaba muy emocionada, pero fue un poco decepcionante. Estudié 100 preguntas cívicas y sólo me preguntaron siete. ¡Quería demostrarle al oficial que sabía todas las respuestas! "

Un medio noticioso de Los Ángeles entrevista a Helga Basses acerca de su travesía y de la ocasión especial. Vea el reportaje aquí.

Un medio noticioso de Los Ángeles entrevista a Helga Basses acerca de su travesía y de la ocasión especial. Vea el reportaje aquí.

El director de la Oficina Local de USCIS en San Fernando Valley, Roland Lyons, le entregó a Helga su Certificado de Ciudadanía. Cuatro generaciones de la familia de Helga presenciaban orgullosos ese momento. “Todo es posible en este país si usted está dispuesto a sacrificarse y trabajar duro”, concluyó Helga.

09 July 2014

E-Verify Escucha: Poniendo en Vigor los Cambios que usted Sugiere

Cuando E-Verify lanzó su sitio de colaboración abierta E-Verify Escucha (E-Verify Listens) hace dos años, les pedimos compartir ideas y recomendaciones. Con más de 130 ideas y sobre 250 comentarios enviados hasta el momento, ustedes han cumplido con el reto. Ya hemos puesto en vigor 11 de sus ideas, incluyendo la muy popular Alerta de Duplicado de Caso de E-Verify (E-Verify Duplicate Case Alert), lanzada el 22 de junio.
También hemos:
  • Puesto el enlace a “E-Verify Escucha” en la página de inicio de E-Verify
  • Rediseñado los afiches de participación de E-Verify a fin de utilizar menos tinta
  • Actualizado las Notificaciones de Acción Posterior para usuarios de internet
  • Añadido la fecha de revisión en la parte inferior del Manual del empleador; Guías para Completar el Formulario I-9.
Vea estas y otras mejoras hechas a partir de sus ideas y recomendaciones en E-Verify Escucha. Manténgase informado, ya que haremos más cambios al tiempo que continuamos escuchando.
 
E-Verify monitorea sus comentarios y estudia ideas que cumplan con los requisitos programáticos y de políticas del programa. Puede que no podamos poner en vigor cada recomendación inmediatamente, pero nos mantenemos escuchando sus valiosas ideas porque ellas nos encaminan hacia un mejor futuro para E-Verify y el Formulario I-9. Por favor, únase a las conversaciones en E-verify Escucha.
 
E-Verify Escucha es un foro en línea en el cual los usuarios pueden presentar y discutir ideas, así como votar por sus favoritas. E-Verify es un servicio gratuito basado en el web que permite a los empleadores verificar la elegibilidad de empleo de sus nuevos empleados. El Formulario I-9 es el Formulario de Verificación de Elegibilidad de Empleo que los empleadores deben completar por cada uno de ellos. Los empleadores pueden encontrar muchas de las respuestas a sus preguntas en la Hoja Informativa para el Empleado del Formulario I-9.

Labels:

E-Verify is Listening: Making Changes You Suggested

When E-Verify launched our crowd-sourcing site E-Verify Listens two years ago, we asked you to share your ideas and feedback. With more than 130 ideas and over 250 comments posted to date, you met the challenge. Already, we have completed 11 of your ideas, including the very popular E-Verify Duplicate Case Alert released on June 22.

We’ve also:
  • Placed the E-Verify Listens link on the E-Verify user homepage; 
  • Redesigned the E-Verify Participation Posters to use less ink;  
  • Updated the Further Action Notice for Web Services Users; and 
  • Added the revision date to the footer of the Handbook for Employers, Guidance for Completing Form I-9.  

See these and other changes influenced by your ideas and feedback on E-Verify Listens. Stay tuned for more as we continue to listen.

E-Verify monitors your feedback and researches ideas that meet program and policy requirements. We may not be able to implement every idea right away, but we’re listening to your bright ideas because they help lead to a brighter E-Verify and Form I-9 future.  Please join the conversation on E-Verify Listens.

E-Verify Listens is an online forum where users can submit and discuss ideas, as well as vote for their favorites. E-Verify is a free, web-based service that allows employers to quickly confirm the employment eligibility of new employees. Form I-9 is the Employment Eligibility Verification form that employers are required to complete for every new employee. Employees can find many answers to their questions in the one page Form I-9 Employee Information Sheet.

Labels:

02 July 2014

Form I-601A Provisional Waivers: The Top Five Filing Mistakes and How to Avoid Them

Since announcing the provisional waiver process, USCIS has received thousands of applications. In reviewing these applications, we've noticed five common filing errors. USCIS may delay processing or reject, return or deny your application if you make any of the following mistakes:
  1. Not paying the Immigrant Visa Application Fee.  You must pay the Immigrant Visa Application Fee to the Department of State (DOS) before you file Form I-601A, Application for Provisional Unlawful Presence Waiver.
  2. Not providing the DOS Immigrant Visa Application Fee receipt.  You must send a copy of the DOS Immigrant Visa Application Fee receipt with your Form I-601A application. Do not send other receipts such as copies of money orders, processed checks, etc. USCIS will only accept the receipt issued by DOS.  
  3. Not completing every question on the form. Complete every question on the form. If you skip or do not answer questions on the form, processing may be delayed or your application may be rejected or denied. It is especially important to include:
    1. The receipt number for your approved immediate relative petition (For example: Forms I-130 or I-360),
    2. Your National Visa Center (NVC) case number, and 
    3. Information about your immigrant visa interview status.
  4. Not including the appropriate filing fee. Include the appropriate fee with your application. The fee is $585. If you are younger than 79, you must also pay $85 for biometric services.  
  5. Not signing the application. Please sign your application. If your application is not signed, we will reject your application and return it. 
Please avoid these errors by following the tips provided to ensure proper processing of your application. We also created a Form I-601A checklist to help you as are prepare your application.

Formulario I-601A, Exenciones Provisionales: Cinco errores comunes al presentar el formulario y cómo evitarlos

Desde que anunció el proceso de exenciones provisionales, USCIS ha recibido miles de solicitudes.  Al evaluar estas solicitudes hemos identificado cinco errores de presentación comunes.  USCICS podría retrasar el trámite, rechazar, devolver o denegar su solicitud si usted comete uno de estos errores:
  1. No pagar la Tarifa de Solicitud de Visa de Inmigrante.  Usted debe pagar la Tarifa de Solicitud de Visa de Inmigrante al Departamento de Estado (DOS, por sus siglas en inglés) antes de presentar el Formulario I-601A, Solicitud de Exención Provisional por Presencia Ilegal
  2. No proporcionar el recibo de pago de la Tarifa de Solicitud de Visa de Inmigrante de DOS.  Debe enviar una copia del recibo de pago de la Tarifa de Solicitud de Visa de Inmigrante de DOS junto con su Formulario I-601A.  No envíe otros recibos tales como copias de giros postales, cheques cancelados, etc.  USCIS solo aceptará el recibo expedido por DOS. 
  3. No completar todas las preguntas del formulario.  Complete cada pregunta que aparece en el formulario.  Si usted omite o no contesta preguntas del formulario, el trámite podría retrasarse o su solicitud podría ser rechazada o denegada. Es particularmente importante que incluya: 
    1. El número de recibo de su petición de familiar inmediato aprobada (por ejemplo, Formularios I-130 o I-360),
    2. Número de caso de su Centro Nacional de Visa (NVC, por sus siglas en inglés) e
    3. Información acerca del estatus de su entrevista de visa de inmigrante.
  4. No incluir la tarifa de presentación apropiada.   Incluya la tarifa de presentación apropiada con su solicitud.   Ésta es de $585. Si usted es menor de 79 años, también debe pagar la tarifa de $85 por servicios biométricos.
  5. No firmar la solicitud.  Recuerde firmar su solicitud. Si no lo hace, la rechazaremos y se la devolveremos.
Para asegurar que procesemos su solicitud, evite estos errores comunes siguiendo los consejos que le brindamos. También hemos creado una Lista de Cotejo para el Formulario I-601, que lo ayudará a preparar su solicitud.

Labels:

20 June 2014

Encuentros Casuales que Atestiguan Cómo Cambian las Vidas de los Refugiados

Como Oficial de Refugio y Asilo, tengo el humilde privilegio de viajar a ciudades y campos de refugiados donde los solicitantes residen, a menudo en el limbo, esperando que se les permita reconstruir sus vidas en Estados Unidos. Me reúno con ellos cara a cara a escuchar sus historias y tomar una decisión sobre sus casos, teniendo muy claro que bien podría ser yo quien estuviese al otro lado de la mesa. Después de cada entrevista, me muevo al siguiente caso. Por supuesto, muchas de las historias individuales se quedan conmigo. Pero en aras del profesionalismo, y a fin de concentrarme en cada entrevista, tiendo a tomar una decisión, estampar los casos y seguir adelante, sin saber qué ha sido del solicitante que se sentó frente a mí.

Aunque mi rol de interacción durante el proceso de reasentamiento se limita a esa entrevista en el extranjero, tengo la suerte de haber trabajado en dos oficinas de reasentamiento del 2006 al 2009. Esto hizo que llegara a mí el círculo completo del proceso de refugio. Muchos de nuestros clientes refugiados consiguieron su primer empleo en Estados Unidos en los aeropuertos locales trabajando en el servicio de alimentos, como asistentes de personas en sillas de ruedas, limpieza de aviones y otros puestos de trabajo.

Above: Refugee girls at a school

Arriba: Niñas refugiadas en una escuela. (Foto cortesía de UNHCR)

Este mes pasado me fui en un viaje corto. Un amigo vino a recogerme en el aeropuerto. Durante una situación con la cual probablemente cualquiera puede identificarse, nos ordenaron mover el auto por haberlo tenido en el mismo lugar durante mucho tiempo. Me volví hacia el caballero que estaba ordenándole a mi amigo salir del lugar. Cuando me vio, dijo: "¿Eres tú?". Me di cuenta que era un antiguo cliente refugiado de África, con quien había trabajado en el 2006. Los dos nos echamos a reír. En el breve período que permanecimos allí en medio del tráfico, nos pusimos al día y me dijo que es un líder de grupo de su comunidad étnica y que ya ha formado su propia familia.

Después de una visita de cinco días, llegó el momento para de regresar al aeropuerto. Estaba esperando en la línea de seguridad, mirando alrededor. Efectivamente, el trabajador de la Administración de Seguridad en el Transporte en la estación próxima a la mía era otro antiguo cliente; un joven que siempre destacó por encima de los demás por su motivación y bondad. La última vez que lo vi, sólo sabía unas palabras en inglés. Yo me sentí orgulloso de verlo trabajar allí…un ciudadano naturalizado, hablando inglés fluido y ahora un compañero de trabajo del Departamento de Seguridad Nacional.


Labels:

In Chance Encounters, Seeing How Refugees’ Lives Have Changed

As a refugee officer, I have the humbling privilege of traveling to the cities and refugee camps where applicants reside, often in limbo, hoping they will be allowed to rebuild their lives in America. I meet with them face to face, listen to their stories and make a decision on their cases – keeping in mind that I could very well be on the other side of the table. After each interview, I move on to the next case. Of course, many of the individual stories stay with me. But in the interest of professionalism, and in order to focus on each interview, I tend to make a decision, stamp up the cases and move on, not knowing what became of the applicant who sat in front of me. 

Although my visible role in the resettlement process is limited to that interview overseas, I am fortunate to have worked in two resettlement offices from 2006 to 2009. This has truly brought the refugee process full circle for me. A lot of our refugee clients got their first jobs in America at local airports working in food service, as wheelchair assistants and aircraft cleaners or in other jobs.

Above: Refugee girls at a school
 
Above: Refugee girls at a school (Courtesy of UNHCR)

This past month, I went on a short trip. My friend came to pick me up at the airport. In an experience anyone can probably relate to, his car was shooed away for standing in place too long. I turned to the gentleman who was telling my friend to leave. When he saw me he said, “Is that you?” I realized it was a former refugee client from Africa with whom I had worked back in 2006. We both burst into laughter. In the brief period we had standing there to catch up amid the traffic, he told me that he is a leader of his ethnic community group and has started his own family.

After a five-day visit, it was time for me to head back to the airport. I was waiting in the security line, gazing around. Sure enough, the Transportation Security Administration worker at the station next to me was another former client – a young man who had always stood out to me for his motivation and kindness. The last time I saw him, he only knew a few words of English. I was so proud to see him working there: a naturalized citizen, fluent English speaker and now a fellow employee of Department of Homeland Security.

Labels: