Skip Navigation

29 November 2013

Una madre dedicada trae sus hijos adoptivos a su hogar luego de años de lucha


Christina Watson sabía que quería ser madre de un niño que no tuviese padres. Unos amigos habían adoptado niños de Guatemala y le comentaron acerca de su maravillosa experiencia y de la necesidad de dicho país de encontrar padres adoptivos.  Christina se puso en contacto con la agencia de adopciones y encontró a su hijo en Guatemala.  Mientras estaba allí, tuvo que pasar por numerosas trabas burocráticas que la mantuvieron en dicho país por tres meses.  Durante ese tiempo también conoció a su futura hija, Mariela.  Desafortunadamente, debido a los retrasos y la inacción de algunas autoridades locales e internacionales en Guatemala, le tomó más de cinco años, desde 2008 hasta 2013, completar el proceso de  adopción.

Afortunadamente, Christina tuvo el apoyo de otros padres adoptivos durante esa dura experiencia.  También tuvo al Director de USCIS, Alejandro Mayorkas, quien viajó a Guatemala y trabajó con las autoridades para resolver las trabas y acelerar el proceso.  "USCIS ayudó mucho más que nadie", recuerda Watson.  Los oficiales de USCIS en Guatemala identificaron las autoridades que estaban deteniendo el caso y trabajaron para agilizar las cosas. 

Hoy Christina tiene a sus dos hijos en su hogar y finalmente, luego de cinco años, comenzó su vida como madre.

Jake y Mariela en la escuela

Jake y Mariela en la escuela

"Luego de cuatro meses, mi hija ya habla inglés con fluidez y sin acento. Está trabajando arduamente para adaptarse".  Watson relata cómo sus hijos aún están aprendiendo la cultura estadounidense y tratando de disfrutar como niños.  "Soy afortunada. Los primeros dos meses fueron difíciles. A veces mis hijos pelean y otras veces son amigos", dice.

El sexto cumpleaños de Mariela, junto a su madre Christina

El sexto cumpleaños de Mariela, junto a su madre Christina

Cuando habla de su experiencia, Christina desea que las personas sepan  que la "adopción es algo hermoso; ha bendecido mi vida de una forma increíble. Mis hijos son seres hermosos y amorosos.  Me han dado mucho más de lo que les he dado. Me han dado una familia, amor y un propósito que nunca supe que me estaba perdiendo".

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home